El empresario y presidente de Pimec Lleida, Jaume Saltó, ha sido elegido como el nuevo presidente de la Cámara de Comercio de Lleida, tomando así el relevo a Juan Simón, quien ha estado al frente del ente en los últimos 28 años. 

El pleno de la Cámara de Comercio de Lleida, que se ha constituido este jueves, ha elegido por amplia mayoría el nuevo comité ejecutivo del ente cameral. Sólo se ha presentado una candidatura para ocupar los diferentes cargos, encabezada por el presidente de Pimec Lleida, Jaume Saltó. Tras recibir el apoyo de 33 de los 35 nuevos miembros del pleno presentes, Saltó se ha convertido en el nuevo presidente de la cámara leridana. 

El comité ejecutivo lo completan Manel Llaràs (vicepresidente primero), Estanislau Grau (vicepresidente segundo), Josep Maria Rusiñol (vicepresidente tercero), Josep Ignasi Martín (tesorero) y Jordi Azlor, Marc Cerón, Jordi Pifarré, Berenguer Pla, Antoni Postius, Pompili Roiger y Borja Solans, los siete en calidad de vocales. 

Dos de los principales retos que se fija Jaume Saltó para los próximos cuatro años son poder conseguir la viabilidad económica de la Cámara de Comercio de Lleida y dar a conocer y difundir la actividad que ésta lleva a cabo. Por ello, ha reclamado una nueva Ley de Cámaras de Comercio que defina el papel de estos entes, así como su financiación.

Durante su intervención, Saltó ha querido dejar claro, sin embargo, que «la cámara va de empresarios y no de política». Para el presidente de Pimec Lleida, la Cámara debe ser una «herramienta de cohesión» del tejido empresarial leridano para la mejora de la competitividad y debe actuar como un «lobby» ante las administraciones.

En su discurso, ha exigido la mejora de las infraestructuras de Lleida, como la A-2 (quiere proponer a la Generalitat una prueba piloto para que tenga cobertura 5G para el vehículo autónomo), la N-240, las autovías hacia Vielha y Huesca e impulsar una red ferroviaria de cercanías y mejorar la línea de Manresa. «Son clave para promover la conectividad, así como evitar la despoblación del Pirineo haciendo llegar la fibra óptica a todos los puntos», afirmó, y señaló que «Cataluña no acaba en el Bruc», por lo que ha abogado por «luchar contra el centralismo de Barcelona».

Por otra parte, el nuevo presidente ha planteado la necesidad de impulsar las cuatro comisiones existentes en la cámara y de crear cuatro nuevas (formación y desarrollo, transformación digital y nuevas tecnologías, sostenibilidad y medio ambiente y una sobre el ámbito de la logística). Asimismo, Saltó ha puesto sobre la mesa la creación de una comisión que cobije todas las organizaciones empresariales del territorio «para que todo el empresariado vaya en la misma dirección».

Durante la sesión constitutiva se ha guardado un minuto de silencio en recuerdo del empresario Josep Oriol Pelegrí, que perdió la vida esta semana en un accidente laboral. Pelegrí debía incorporarse este jueves como nuevo miembro del pleno de la Cámara de Comercio de Lleida en representación de la COELL. Su silla ha sido ocupada con un ramo de flores.